Picnic en Santiago

Un picnic de lujo picnic en santiago

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

La ciudad de Santiago goza de un clima verdaderamente privilegiado, con un invierno más bien corto, la mayoría de sus días soleados son una invitación para disfrutar al aire libre. Y esto no sólo en verano sino también en primavera e incluso en otoño sobre todo al medio día cuando los rayos del sol suben temperatura de días que  pueden haber empezado siendo fríos.

Y nada mejor para disfrutar de ese buen clima que hacer un picnic en alguno de los muchos pulmones verdes que tiene la ciudad, que permiten olvidarse por un momento del estrés del día y tomar contacto con la naturaleza. Y para esto no hace falta salir de la ciudad, aunque por supuesto en los alrededores de Santiago hay grandiosos Parques Naturales a los que, si se dispone de más tiempo, se puede ir a pasar uno o varios días.

Aunque, sobre todo en primavera y verano, es común ver a decenas de personas sentadas en bancas o en el césped a la sombra de los árboles en cualquier parque de barrio o espacio verde, disfrutando de un sándwich o de un almuerzo más completo, existen lugares que podemos considerar ideales para disfrutar de un rico picnic en Santiago y alejarse del ajetreo de la ciudad.

picnic en el parque de las esculturas Picnic en Santiago

Picnic para dos en Parque de las Esculturas

Empezando por el centro, está el Cerro Santa Lucía, donde es posible disfrutar cómodamente instalados en el césped a lo largo de sus laderas o en alguno de sus miradores. A lo largo del Parque Forestal se puede encontrar refugio a la sombra de árboles centenarios, e instalar a sus pies una cómoda área de picnic, además durante los fines de semana, el almuerzo estará amenizado, con toda seguridad, por alguno de los varios artistas callejeros que recorren el parque con sus espectáculos.

El Parque Metropolitano, conocido también como Cerro San Cristóbal, tiene varias zonas destinadas especialmente para hacer picnic con mesas y sillas, aunque no son los únicos lugares ideales para ello. Las amplias colinas verdes que forman el Jardín Mapulemu y las ubicadas en el Jardín Japonés son ideales para tender una manta, disfrutar del sol, una buena comida, un buen libro y por qué no, de una reparadora siesta.

Otra alternativa es visitar el Parque Quinta Normal y si es entre semana mejor, ya que se podrá pasear tranquilamente y disfrutar de sus áreas verdes o de las múltiples alternativas de ocio que ofrece.

En Providencia, varios parques son conocidos por acoger a entusiastas de los picnic. Uno de ellos es el Parque de las Esculturas donde, sobre todo estudiantes y trabajadores de la zona, se congregan a disfrutar de sus áreas verdes. Por su parte el Parque Inés de Suárez es un parque más familiar, donde especialmente los fines de semana es común ver a familias disfrutando del buen tiempo, celebrando cumpleaños infantiles y jugando con sus mascotas que allí tienen un amplio entorno donde correr.

Domingo en familia en el Parque Bicentenario Picnic en Santiago

Domingo en familia en el Parque Bicentenario

Un poco más al oriente, el Parque Araucano es un remanso de paz en medio del ajetreo de la ciudad. Cuenta con áreas especiales para picnic y enormes áreas verdes ideales para descansar y disfrutar de la sombra de grandes árboles en los días de más calor. El Parque Bicentenario en Vitacura, es uno de los mejores lugares dentro de la ciudad para una escapada en busca de paz y naturaleza, por lo que congrega a multitud de familias sobre todo durante los fines de semana de verano cuando no sólo es posible descansar sobre el césped o a la sombra de los árboles, sino que la municipalidad pone a disposición de los paseantes sillas de playa y sombrillas con lo que el ambiente que se crea es fantástico.

El Parque O’Higgins, además de ofrecer una gran variedad de actividades a quienes lo visitan, cuenta con áreas especiales para picnic y grandes zonas verdes, aunque posiblemente uno de los lugares con mayor encanto para pasar el día sea al borde de alguna de sus lagunas artificiales.

Finalmente el enorme Parque Padre Hurtado ofrece alternativas para todos los gustos. Por una parte está su amplia zona de parrillas donde las familias se congregan a preparar los tradicionales asados (carnes a la parrilla) y donde los fines de semana puede ser difícil conseguir un espacio libre y, por el otro lado las áreas verdes (algo más tranquilas) donde se puede comer, disfrutar de un buen vino y descansar al sol. Posiblemente la mejor zona sea la pequeña colina que conduce a la laguna, ya que además ofrece muy buenas vistas.

En resumen, no hace falta salir de Santiago para encontrar refugios naturales donde disfrutar agradables jornadas al aire libre, ya sea sólo para comer o para pasar el día entero, las alternativas son muchas y vale la pena probarlas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Te puede interesar:


×

¡Síguenos en Facebook!

Ayúdanos a difundir Santiago en el mundo!

¿Te imaginas tener Santiago al alcance de tu mano?

banner-app1